CONCURSO INTERNACIONAL DE CUENTOS CORTOS PARA LA EDUCACIÓN EN VALORES "CIUDAD DE MORELIA" 2009/10

Mención de Honor
Título
Autora
País
La constructora de la igualdad
Janeth Solórzano
Venezuela
Valores asociados: Respeto a la diversidad, Cooperación y ayuda mutua y Sensibilidad
David y Emily se encontraron en el parque.

Hola David – dice Emily

Hola Emily, contesta David

¿A qué jugamos hoy? - pregunta David. Que te parece si seguimos construyendo ciudades como lo hacemos en la escuela con los tacos, le dice Emily – ¡Que buena idea!… vamos…

Allí también se encontraban otros niños y niñas jugando.

David y Emily comienzan a recolectar sus materiales para crear, cuando un niño llamado Gabriel le pregunta a David, ¿porqué juegas con ella?, ¡es una niña!.. David – contesta - ella es mi amiga.

Gabriel, pero, ellas no juegan con niños, son distintas...

¡Distintas!, exclama David ¿en qué?.

Gabriel – le comenta en voz baja - orinan sentadas porque tienen vulva y David contesta, ¡claro, yo lo sé!. ¡Y eso que importa!. Nosotros tenemos pene y orinamos parados.

En ese momento va llegando Emily y David le pregunta, verdad Emily que en nuestra escuela niños y niñas jugamos siempre, formamos una Constructora, ¿sabes lo qué es? le pregunta a Gabriel, si, las que fabrican los edificios, donde trabajan muchos hombres. Exactamente – contesta David. Pero, la nuestra es distinta, niños y niñas juegan y trabajan por igual, aquella niña que vez allá, se llama Nareliz, es la vigilanta de la constructora, cuida de todos los materiales y herramientas. El otro que está en el columpio es Alfredo, es el secretario, se encarga de las llamadas y los pedidos.

Nos encanta jugar, transformando materiales para crear ciudades. Ciudades con muchos espacios para jugar, conversar y compartir.

Ayer hicimos una plaza y mañana armaremos un parque. Dice Gabriel. En tu escuela como que se divierten mucho, si es muy alegre le responde Emily. La maestra siempre dice que hay que respetarse, y que todos tenemos derecho a elegir y realizar cualquier actividad.

Pero…, mi abuela me contó, que antes todo era diferente. Ella era la encargada de cocinar, lavar y cuidaba de mi mamá, tíos y tías. Mientras que el abuelo salía muy tempranito a trabajar, cuando el gallo cantaba kikiriquiiii.

Emily y David le comentan a Gabriel, cuando seamos grandes, siempre recordaremos que, a pesar de ser diferentes... para orinar, podremos realizar y participar en cualquier trabajo o deporte.

Y así como en la constructora compartimos nuestras actividades, seguiremos construyendo ciudades, con muuuuchos puentes que unan las diferencias de las personas y con caminos que nos lleven al encuentro de la amis
tad. 
Janeth Margarita Solórzano es Maestra de Aula de Educación Inicial en la Unidad Educativa Nacional Experimental Venezuela. Caracas – Venezuela (desde 1989), Trabajadora Social y Profesora en el INSTITUTO JESÚS OBRERO cuyas funciones son las de Asesoría Metodológica y Profesora de las cátedras de Prácticas Profesionales III y IV, Planificación de Atención Preescolar y Realidad Educativa de Venezuela




Copyright Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-WAECE). El cuento se muestra tal y como el autor nos lo hizo llegar sin haber realizado ninguna modificación de estilo, ortografía o gramática. Si desea contactar con el autor del cuento, escríbanos.